30 septiembre 2013

Ezekiel, el nuevo goleador del Standard

La Jupiler Pro League belga es, como viene siendo habitual, uno de los campeonatos más seguidos por los diferentes ojeadores debido a la capacidad para reforzar sus respectivas plantillas temporada tras temporada con jugadores de origen africano. Nuestro protagonista se convirtió, la temporada pasada, en la auténtica revelación siendo, además, uno de los máximos artilleros del campeonato. Y es que Ezekiel está llamando realmente la atención en Bélgica, concretamente en el Standard de Lieja, todo un histórico en el panorama europeo.

Imoh Ezekiel nació el 24 de octubre de 1993 en Lagos (Nigeria). Comenzó su carrera a una edad avanzada, pues los primeros registros que existen de él con cierta valía profesional, avanzan que hasta los 14 años no existían referencias notables. Se formó en el 36 Lion FC, modesto club de su ciudad natal, alejado de la élite y que trabaja sobre todo como satélite de otros conjuntos superiores. Allí se haría un nombre empezando a destacar a base de goles.

A finales de 2011 fue a jugar un torneo en Bélgica, donde José Riga, gran cazatalentos y entonces entrenador del Royal Standard de Liège recomendó el fichaje del jugador que llegó como cedido hasta el final de temporada. El conjunto de Roland Duchâtelet se adelantaba así a equipos importantes como el Tottenham Hotspur FC, ACF Fiorentina o Genoa CFC que tenían en sus agendas al joven futbolista nigeriano. En principio el jugador se incorporaría a las categorías inferiores, sin embargo fue todo un descubrimiento. Sorprendió por su gran adaptación al club y a la ciudad, y terminó debutando con el primer equipo en el mes de febrero en un partido contra el SV Zulte Waregem. Jugó un total de siete encuentros con el primer equipo marcando un gol y ganándose a final de curso un contrato profesional para las tres temporadas siguientes.

Al finalizar la temporada 'Les Rouches' no dudaron en hacerle un contrato profesional por las siguientes tres temporadas, con opción a renovar por otras dos. No defraudó a quienes habían confiado en él y la temporada pasada fue la de su consagración. Según el 'guión previsto' debía haber comenzado la temporada en el segundo equipo, pero la lesión de jugadores importantes en ataque hicieron que el joven delantero tuviera la posibilidad de demostrar sus dotes como artillero al holandés Ron Jans. Pocos podían imaginar que el joven jugador nigeriano fuese a convertirse, tan pronto, en uno de los puntales del equipo mostrándose resolutivo de cara al marco contrario. Marcó 16 tantos (quedando como el octavo mejor goleador de la liga), jugando un total de 34 encuentros entre Jupiler Pro League, Copa y Europa League con el conjunto de Lieja. Además fue elegido como el mejor jugador joven de la Liga, posicionándose como una de las jóvenes promesas del fútbol europeo.

Esta temporada, con el israelí Guy Luzon en el banquillo del Maurice Dufrasne, Ezekiel ha marcado ya siete goles (incluyendo el anotado el 11 de agosto de 2013 en la 3ª jornada al KRC Genk y que ha pasado a la historia de la liga belga como el gol más rápido con 10 segundos y 80 centésimas) en nueve partidos de liga, todos ellos partiendo en el once inicial, uno de Copa y cuatro más en las rondas previas de la Europa League.

Ezekiel es un futbolista diestro que se desenvuelve fundamentalmente por cualquier zona del ataque. Posee un gran disparo con su pierna buena y destaca especialmente como delantero centro aunque en muchas ocasiones suele jugar algo más retrasado ya que con mucha libertad de espacios y con el campo muy abierto aprovecha su rapidez para armar el ataque, sobre todo cayendo a la banda, desde donde traza peligrosas diagonales. Físicamente es un jugador fuerte y con potencia (178 cm y 69 kg), y tiene una mentalidad muy fuerte. Es de esos jugadores capaces de levantar al espectador de sus asientos ya que posee cantidad de recursos además de su velocidad (tiene desborde, una arrancada verdaderamente destacable y mucha velocidad punta, fruto no sólo de su gran fuerza, sino de una llamativa frecuencia de zancada). Es rápido, listo e intuitivo y su juego se basa en su poder de resolución donde destaca la facilidad con la que resuelve el cara a cara contra los porteros rivales. Tácticamente ha crecido muchísimo desde su llegada al fútbol belga, siempre está en el sitio exacto de la jugada para conseguir el remate. Cierto es que tiene un don especial para leer jugadas de área, para anticiparse a los movimientos rivales en espacios cortos y, desde luego, para rematar en diferentes registros siempre con mucha energía en sus movimientos. Con el balón en los pies es endiabladamente rápido, lo que hace que sea casi imposible arrebatárselo y que sea imposible de parar (sin hacerle falta) en muchos lances del juego. Además es un futbolista generoso, ya que no es difícil verlo ayudar en labores defensivas. También es un gran asistente, dejando entrever que no es un jugador excesivamente individualista sino todo lo contrario.

Sus números ya han llamado la atención de otros clubes de ligas más poderosas que la belga, principalmente la francesa (Lille OSC, FC Lorient, Olympique de Marseille), la italiana (ACF Fiorentina) o la española (Valencia CF), aunque de momento su futuro pasa por el Standard y por Bélgica. De hecho, a pesar de haber nacido en Nigeria ya ha rechazado la llamada del equipo sub-20 de las 'Águilas Verdes' y pretende obtener la nacionalidad belga, defender la camiseta de dicho país e incluso ir, si es posible, al Mundial de Brasil 2014. Sus metas pasan por lograr participar el próximo año en una Champions League que ha desaparecido de Lieja y que Ezekiel pretende disfrutar de inmediato para coronarse como la mayor aparición africana en Bélgica durante los últimos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada