12 abril 2013

Aké, el futuro jefe de la zaga 'blue'


El Chelsea es uno de los clubes que más jóvenes promesas tiene en sus categorías inferiores. Buena prueba de ello es nuestro protagonista de hoy, quien ya está considerado como uno de los grandes defensores de futuro del fútbol europeo. Tiene cualidades físicas, y técnicas, para ser la referencia 'blue' durante los próximos diez años. Este es Nathan Aké, el chico llamado a 'desterrar' a John Terry como jefe de la zaga del Chelsea. 

Nathan Benjamin Aké nació el 18 de febrero de 1995 en La Haya (Países Bajos). Comenzó su carrera en el VV Wilhelmus de su localidad natal, para pasar posteriormente al HFC ADO Den Haag, en el que jugó hasta los 12 años, cuando se unió al Feyenoord. En la Academia del conjunto de Rotterdam coincidió con Tonny Trindade de Vilhena, otra perla de Varkenoord, la cantera del 'De Kuip', y casi un hermano para él. Se inició en el equipo sub-12 que cuenta desde hace años con la dirección técnica del experimentado Yori Bosschart. Desde allí, fue escalando categorías a un ritmo vertiginoso hasta llegar al equipo sub-17 liderado por el veterano Cor Adriaanse, ex jugador del FC Den Bosch y desde hace años vinculado a las categorías menores del Feyenoord. A pesar de contar con sólo 15 años, trascendió de tal forma que comenzó a recibir ofertas de clubes ingleses como el Chelsea FC y el Manchester City. 

En diciembre de 2010 fichaba por el Chelsea FC, por una cifra que rondaba los 300.000 euros, una cantidad importante por un chico de 15 años. El fichaje no estuvo exento de polémica ya que Leo Beenhakker, entonces director técnico del equipo de Rotterdam, acusó a los londinenses de ser los grandes depredadores de las canteras holandesas y en especial de la suya. El club presentó una protesta oficial a la Federación Holandesa y a la FIFA por la actitud del Chelsea y por negociar con un futbolista que no había cumplido los 16 años. Finalmente, el jugador se unió al conjunto 'blue' en julio de 2011. La trampa legal que hicieron fue llegar a un acuerdo con la empresa de Dan Kramp, representante de Aké, y quien tenía sus derechos futbolísticos. En la Academia del Chelsea formó parte del equipo que se coronó campeón de la FA Youth Cup en su primera temporada, aunque se perdió la vuelta de la final por sus compromisos con la selección sub-17 holandesa. 

En la actual temporada, Aké fue promovido al sub-21 del Chelsea, donde comenzó a jugar en el medio centro, ganándose el dorsal 57 en el primer equipo del Chelsea. En el equipo de los reservas, se ganó una plaza fija como capitán 'blue', lo que le puso en el punto de mira de Rafa Benítez, nuevo entrenador tras la destitución de Roberto Di Matteo. Debutó en la Premier League el 26 de diciembre de 2012 frente al Norwich City, reemplazando al español Juan Mata en el minuto 90. Sus primeros minutos como titular fueron dos meses después en la FA Cup frente al Middlesbrough, donde tuvo una más que notable actuación, y ayer mismo tuvo sus primeros minutos en competición europea (jugó el partido completo en los cuartos de final de la Europa League ante el Rubin Kazan en el Luzhniki Stadium de Moscú).

Aké tiene un físico y un 'look' que le hace tremendamente parecido a Ruud Gullit, pero en su juego se parece más a Frank Rijkaard. Su posición natural es la de central, aunque también puede desempeñarse como lateral izquierdo y en el medio centro. Es un jugador zurdo, muy rápido, con gran fuerza y un muy buen posicionamiento en el campo. Es perfecto para el marcaje al hombre pero rinde mejor en zona donde tiene más libertad de movimientos y mide muy bien sus entradas. Los desplazamientos en corto son su fuerte, y posee una gran capacidad de salida con el balón desde la defensa. Tampoco le hace ascos a los balones en largo, donde deja ver su talento en estado puro, a pesar de ser más defensivo que atacante. Va muy bien en los balones aéreos y consigue goles de cabeza gracias a su gran físico, aunque no es un jugador excesivamente alto y corpulento (181 cm y 71 kg). Posee mucho carácter y, curiosamente, su ídolo no es holandés, sino que trata de parecerse a su compañero en el Chelsea, el brasileño David Luiz por el que siente una especial devoción.

Aké es internacional en las categorías inferiores de Holanda. Con la sub-17 participó en el Europeo de 2011 disputado en Serbia y en el de Eslovenia 2012, donde actuó como capitán 'oranje' y se convirtió en uno de los grandes protagonistas del Europeo. Allí fue reconocido por los técnicos de la UEFA, quienes apuntando sus grandes cualidades, lo incluyeron en el once ideal del torneo. También participó en el Mundial sub-17 de México 2011, donde no pudieron superar la primera fase, al sufrir dos derrotas a manos del Congo y del anfitrión, y un empate frente a Corea del Norte. No tardará mucho en dar el salto a la sub-21, y aunque todavía es pronto para aventurarse, no pasará mucho tiempo para verlo con la selección absoluta ya que es un jugador con un perfil de juego que no abunda demasiado en la actual selección de Louis van Gaal.

Posiblemente el Chelsea lo ceda de cara a la próxima temporada para que no se 'oxide' como ha pasado con otros jóvenes valores que ha ido fichando Roman Abramovich y que siguen sin dar el salto. Hay que tener en cuenta que Aké solo tiene sólo 18 años, aunque su físico y su talento le hacen poder jugar en equipos de primer nivel. Con contrato en vigor hasta junio de 2015, es un valor más que seguro para el conjunto londinense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada