30 diciembre 2012

El penalti más largo del mundo


Título Original: El penalti más largo del mundo
Año: 2005
Duración: 100 min.
País: España
Director: Roberto Santiago
Guión: Roberto Santiago, Osvaldo Soriano
Reparto: Fernando Tejero, María Botto, Marta Larralde, Carlos Kaniowsky, Benito Sagredo, Fernando Cayo, Javier Gutiérrez, Cristina Alcázar, Luis Callejo, Enrique Villén, Héctor Colomé, Chani Martín, Josean Bengoetxea, Adrián Portugal, Víctor Barba, José María Sacristán, Rafa Castejón, Jay Grant
Productora: Tornasol Films / Ensueño Films
Género: Comedia

Un equipo de tercera regional se juega el ascenso en el último partido. En el último minuto el árbitro les señala un penalti en contra, pero ante las airadas protestas, y la amenaza de lincharlo, tiene que suspender el partido. Sin embargo, ante la lesión del portero, toda la responsabilidad recaerá sobre Fernando, el portero suplente, que durante toda la temporada ha estado calentando el banquillo sin jugar un solo minuto. 

La vida de Fernando fuera de los campos de fútbol sigue el mismo guión: trabaja como reponedor en el supermercado del barrio, tiene escaso éxito con las mujeres. Sin embargo, al depender de él el ascenso, se aprovechará de la situación. Y de esto trata precisamente esta cinta, de la historia de esa semana de espera. Siete días en los que Fernando se convierte de la noche a la mañana en el héroe del barrio.

Aprovechando otro éxito futbolero (Días de fútbol), y contando con un reparto sacado de varias series de televisión, el director Roberto Santiago, nos ofrece esta cinta sin pizca de gracia que aprovechando la fama de Fernando Tejero, su personaje estrella, quiere montar a su alrededor una historia absurda que no hay por donde coger con añadidos de drama social metidos con calzador y por otra parte vistos mil veces. Esta película no termina de funcionar, sobre todo, por culpa de unos personajes demasiado planos, tópicos y vistos docenas de veces en cine, aunque tiene al menos 3 o 4 puntos humorísticos bastante bien resueltos, pero, sin embargo, hay otros momentos que no consiguen hacer reír aunque lo intenten. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada