27 junio 2012

ANÁLISIS EF: Portugal (Semifinales)


España afrontará esta noche un gran duelo ante Portugal para buscar colarse en la gran final de la Euro 2012 y tener así la oportunidad de defender el título que la selección logró hace cuatro años en Austria y Suiza. Sin embargo, los lusos no han sido un rival propicio para el combinado que dirige Vicente del Bosque: pese a caer derrotados en los octavos de final del pasado Mundial de Sudáfrica, nuestros vecinos jamás han caído derrotados en un partido de Eurocopa ante España.

Tras caer eliminados ante España en los octavos de final del Mundial de 2010, la Federação Portuguesa de Futebol le confió la dirección de la selección absoluta a Paulo Jorge Gomes Bento, ex jugador de Benfica, Real Oviedo y Sporting de Portugal, club en el que se estrenó como entrenador entre 2005 y 2010. Su actuación durante la fase de clasificación ha sido tremendamente irregular. Empezaron con un 4-4 en casa ante Chipre y perdieron su segundo partido ante Noruega. Luego las cosas fueron mejorando, aunque dolió la derrota en Copenhague en la última jornada, ya que esto les obligó a jugar la repesca, donde arrasaron a Bosnia en el partido de vuelta. El entrenador lisboeta dispone sobre el campo un claro 4-3-3, en el cual hasta ocho jugadores han disputado todos los minutos en esta Eurocopa y confía ciegamente en un once que ha repetido en todos los partidos.

Rui Patricio es el titular indiscutible de la portería lusa. La suplencia de Eduardo (titular en el Mundial de Sudáfrica) esta temporada en el Benfica se ha trasladado, como era de esperar, a la selección, y el prometedor Rui Patricio, tras un gran año con el Sporting de Portugal, es ahora el preferido por Paulo Bento ya que en los últimos tiempos ha crecido a pasos agigantados y se ha mostrado como un portero de garantías. Transmite seguridad como pocos han hecho en los últimos años bajo los palos de la selección portuguesa, y con él Portugal tiene portero para años.

En el lateral derecho está João Pereira, casi un recién llegado a la selección. Se afianzó en su puesto en la fase de clasificación y desde entonces no lo ha soltado. El recorrido y fortaleza física del nuevo lateral del Valencia le han convertido en una de las grandes sensaciones en esta Eurocopa. En el centro de la defensa tienen una buena pareja de centrales como son Pepe y Bruno Alves, quienes ya coincidieron en el centro de la zaga del FC Porto. El del Real Madrid es el defensa que lleva más tiempo jugando en un campeonato de prestigio, es el jefe de la defensa lusa y manda y ordena al resto de sus compañeros desde atrás. Paulo Bento confía el lateral izquierdo a Fábio Coentrão, quien a pesar de no ser titular en su club, está mostrando su mejor cara con su selección. Aporta rapidez, incisivas subidas por la banda y defensas más que correctas. Por ahora, todo lo está haciendo bien y no merece ninguna de las críticas que acumuló está temporada en su club.

La columna vertebral del centro del campo portugués la forman João Moutinho, Raul Meireles y Miguel Veloso. El jugador del FC Porto corre, sube, baja, conduce el balón, lo mueve con bastante corrección y además es un buen asistente como demuestran los dos pases de gol que ha dado en la Eurocopa. En su contra puede pesar el cansancio físico. Es el que más kilómetros ha recorrido de todo el equipo y no ha sido sustituido. En cuanto a Meireles, debe prolongar el 'estado de gracia' que vive en el Chelsea para dar esa dosis de garra a los suyos. Además posee un potente disparo y es un trabajador incansable. El centrocampista zurdo del Génova aporta dinamismo al centro del campo de Portugal. Su buena trabajo en las labores de creación y destrucción ha sido premiado por Paulo Bento con una titularidad indiscutible. Ha sido siempre titular y no ha descansado nada. Su calidad puede estar en los genes ya que es hijo de Antonio Veloso, que disputó con Portugal la Eurocopa de Francia en 1984.

La tripleta de ataque ha estado compuesta hasta ahora por Hélder Postiga como referente en ataque, Nani entrando desde la banda derecha y Cristiano Ronaldo haciendo lo propio desde la izquierda. La lesión del delantero del Zaragoza ha trastocado los planes de Paulo Bento y salvo sorpresa mayúscula sera Hugo Almeida quien ocupe esta demarcación. Es un ariete zurdo poderoso físicamente y muy peligroso para las defensas, pero intermitente en sus rachas goleadoras. El extremo del Machester United está en un buen momento de forma, aunque podría ofrecer une versión mejorable más similar a otras campañas con el conjunto inglés, representa la alegría, el desborde y la sorpresa de Portugal. En cuanto a Cristiano, él es Portugal para lo bueno y para lo malo. Es el referente número uno y el rival más a tener en cuenta para España. Se encuentra en un gran momento después de un inicio de torneo dubitativo, en el que fue criticado tras los dos primeros partidos. Ahora, alabado después de destacar por encima del resto contra Holanda y la República Checa, encabeza con tres tantos la tabla de máximos goleadores que comparte con Mario Gomez, Dzagoev y Mandžukic. Paulo Bento podría sorprender y poner en punta a Nélson Oliveira, aunque es poco probable ya que es el jugador más joven de la selección portuguesa. Ha llegado pegando fuerte desde las categorías inferiores, aunque todavía no ha encontrado su sitio en el Benfica. Es un prolífico goleador que fue un hombre clave en el subcampeonato logrado en el Mundial sub-20.

Hoy, ante Portugal, España disputará su partido decisivo del campeonato, el que eleva o el que mata. La historia nos dice que siempre que Del Bosque ha intuido un desafío mayúsculo y un peligro inminente ha cambiado algo. Y es que los críticos de España dicen que tira poco a puerta, y aunque es cierto, creo que en este partido les veremos encarar portería con mayor asiduidad. Además es por todos sabido que al juego de España le falta algo de profundidad y remate, dicho lo cual creo que España debe jugar ante Portugal con un referente en la punta, y no un falso nueve. Se vio claramente en el último partido ante Francia donde la entrada de Torres y Pedro dieron más 'alegría' al combinado español. Es posible que hayamos perdido la frescura en ataque que ofrecía David Villa, pero también es cierto que los planteamientos ultradefensivos de todos sus rivales, renunciando a su estilo propio, no han ayudado a la hora de poder elaborar nuestro verdadero juego. En cuanto al papel goleador de los lusos, volvemos a encontrar una gran dependencia de Cristiano Ronaldo, pues jugadores como Hélder Postiga o Hugo Almeida, no han demostrado ser argumentos ofensivos muy 'convincentes'. Pero nos equivocamos si pensamos que Portugal es sólo Ronaldo. Su juego en todos los partidos de esta Eurocopa ha sido a la contra, les gusta jugar así y no creo que cambien su estilo frente a España, cometiendo los mismos errores de selecciones como Francia o Croacia. Tienen futbolistas muy rápidos, que saben coger bien la espalda del contrario, y buscan muchos movimientos en largo para 'probar' a los centrales. Y es que viendo cómo juegan, presionan y atacan, creo, sinceramente, que es la selección que más nos puede complicar las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada