04 mayo 2012

Delio Rossi agrede a su propio jugador


Delio Rossi y Adem Ljajić son los nombres que esta semana están en boca de medio mundo futbolístico. Entrenador y jugador de la Fiorentina se enzarzaron en una fuerte discusión que llegó a las manos por parte del propio Delio Rossi. El enfrentamiento con el delantero serbio se produjo cuando la ACF Fiorentina perdía (0-2) ante el Novara Calcio en el partido, disputado el pasado miércoles 2 de mayo, correspondiente a la trigesimosexta jornada de la Serie A italiana.

Corría el minudo 32 cuando el técnico de Rimini decició que Ljajić ya había hecho lo que tenía que hacer sobre el campo. Cuando se acercaba al banquillo, el delantero serbio se puso a aplaudir irónicamente al técnico, e incluso le dio su aprobación con un ok. Acto seguido, Rossi lo miró, e incluso intercambió algunas palabras subidas de tono con el jugador balcánico.

Pero cuando todo hacía indicar que la cosa se quedría ahí, el entrenador 'viola' perdió los nervios por completo. Fuera de sí, se encaró con el jugador y comenzó a lanzarle bofetadas y puñetazos. Varios jugadores, junto a los miembros del cuerpo técnico, se agolpaban junto al banquillo e intervinieron para parar la trifulca. La afición del Artemio Franchi no dudó en ponerse del lado de su técnico, e increpaban al delantero serbio desde la grada, y Ljajić asistía sorprendido y humillado a la increíble situación.

Según informaban ayer varios portales italianos, el delantero pudo contestar al entrenador "Eres más retrasado que tu hijo" provocando la volcánica reacción de Rossi, que tiene un hijo discapacitado, y que al oír al serbio se lanzó a por él y le agarró por el cuello con intención de golpearle, algo que evitaron otros jugadores y los ayudantes de Rossi. Desde la Fiorentina se ha filtrado una versión según la cual el jugador habría dicho: "Ojalá nos vayamos a la Serie B y te acaben echando".

A raíz de la agresión, la junta directiva de la Fiorentina, presidida por Mario Cognigni, decidió destituir a Rossi de manera inminente y abrió un expediente disciplinario contra Ljajić. Un día después designaron a Vincenzo Guerini (hasta ahora ayudante de Rossi) como nuevo entrenador para dirigir al equipo en las dos jornadas que faltan para la conclusión del campeonato italiano.

Damiano Tommasi, presidente del sindicato de futbolistas, dijo que comprendía la tensión del momento, pero precisó que "perder la brújula de esa manera no tiene justificaciones". Además, el técnico ha sido sancionado con tres meses de inhabilitación. El juez deportivo Gianpalo Tossel informó de su decisión tras analizar las imágenes de televisión y señaló que evidencian una conducta impulsiva, cuya gravedad "no puede verse atenuada por la tensión emotiva generada de una fase delicada a nivel profesional".

Y es que el conjunto 'viola' ha firmado una temporada complicada en la que su rendimiento ha sido irregular. El propio Rossi reemplazó en noviembre a Siniša Mihajlović, que fue despedido, pero no ha podido sacar adelante al equipo toscano, que está situado en la parte baja de la tabla, donde actualmente ocupa el decimosexto lugar, con 42 puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada