21 marzo 2012

Una apuesta arriesgada


Mi padre (ex-entrenador y ex-vocal de la entonces Federación Castellana de Fútbol), a lo largo de su vida me ha dado muchas lecciones futbolísticas, y aún me las sigue dando incluso cuando yo creo estar en posesión de la verdad más absoluta. La cuestión es que él siempre ha catalogado a Miguel Ángel Lotina como un entrenador para equipos pequeños. Yo, después de los últimos equipos del de Meñaka, como el Espanyol, Real Sociedad o Deportivo de La Coruña, no lo consideraba así.

Craso error, pues Lotina es todo un experto en sacar el máximo partido de una plantilla limitada, aprovechando los recursos de los que dispone. El problema surge cuando es necesario una variación tanto a nivel táctico como técnico, variando sistema de juego y futbolistas, para reanimar un equipo que se estanca y no encuentra su propia identidad.

Con todo esto no llego a entender como un club de la filosofía del Villarreal, contrata a un técnico como Lotina. Sus visiones del fútbol no guardan similitud alguna. El 'submarino amarillo', de la mano del chileno Manuel Pellegrini, nos enamoró a todos con su excelso fútbol al tiempo que se convertía en matagigantes en la Champions League de la temporada 2005-2006, hasta que se cruzó el Arsenal de Wenger, y el fallo de Riquelme desde los once metros los dejó fuera de la final.

Aquel equipo basado en jugadores como Juan Pablo Sorín, Marcos Senna, Juan Román Riquelme, Guille Franco y Diego Forlán, sin excesivos mimbres para afrontar grandes partidos, pero que aguantaba todo tipo de embestidas, nunca renunció a su estilo. Un estilo que atrajo a futbolistas de la talla de Matías Fernandez, Jon Dahl Tomasson, Robert Pires o Nihat Kahveci, y en donde el balón es siempre el protagonista. El juego es rápido, de un solo toque, mimando la pelota. Por delante, constante movimientos, desmarques, caídas a banda, coberturas... un espectáculo futbolístico siempre buscando el gol. Un fútbol ofensivo que deslumbró a toda Europa. Los resultados podían ir mejor o peor, pero Pellegrini nunca renunció a su estilo.

No dudo de la capacidad de Lotina para salvar el proyecto y mantener la categoría, pero nunca ha sido un entrenador de ideas fijas, no existe otro fútbol que no sea el basado en la defensa y no hay alineaciones que contengan dos delanteros o más. Obstinado es quizás, el adjetivo que mejor lo describe. El míster debe adaptarse a los futbolistas, nunca deben ser los futbolistas los que se adapten al míster. No puedes pretender jugar al primer toque si tus jugadores necesitan tres contactos para controlar un balón. Primero hay que conocer los efectivos de los que se dispone y entonces plantear posibilidades. Si no tienes extremos con velocidad, no puedes jugar por bandas; si no tienes mediocentros que sepan organizar (no es el caso) jugadas ni defensas que sepan sacar el balón jugado, no puedes hacer juego interior; si no tienes delanteros con pegada, no puedes plantear un partido de tú a tú... la capacidad de adaptación es fundamental en un buen entrenador.

El Villarreal dispone de jugadores capaces de hacer un fútbol brillante y vistoso, fiel a su estilo, pero corren tiempos difíciles y la solución pasa por ser prácticos. Me queda la duda si la renuncia a su estilo es temporal. Lotina salvará este proyecto. A su manera, pero lo salvará. Sería una gran equivocación que se quedase más tiempo. Su forma de ver el fútbol no tiene nada que ver con lo que el Villarreal enseña a sus futbolistas desde las categorías inferiores. Si se trata de un parche temporal para que el submarino no se hunda, me parece hasta una decisión acertada, pero si se tratara de una apuesta a largo plazo, me parecería el error más grave del club desde la salida de Riquelme (no puedo ocultar mi simpatía por todo lo que huele a xeneize). El fútbol alegre que el Villarreal ha desarrollado en temporadas pasadas contrasta con la cara de tristeza intrínseca de Lotina. El tiempo dictará sentencia y, si Lotina se queda en el club, espero equivocarme. Ha dicho en más de una ocasión que "aprendí mucho con el descenso del Deportivo", llegó el momento de demostrarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada