15 enero 2012

Qué fue de... Mendieta

Fue uno de los jugadores españoles de referencia de la década de los 90, sobre todo, por su etapa en el Valencia. Real Madrid y Barcelona se lo rifaron. El Valencia se negó a traspasarlo a un equipo español y lo vendió a la Lazio, donde se apagó su estrella futbolística, siendo uno de los casos más flagrantes de cómo tomar decisiones equivocadas puede acabar con una carrera prometedora.

Gaizka Mendieta Zabala nació el 27 de marzo de 1974 en Lekeitio, pequeño municipio de la provincia de Vizcaya (España). A pesar de nacer en Euskadi, se crió en Castellón de la Plana, donde su padre, Andrés Mendieta, jugaba de portero. Comenzó su carrera futbolística en el CD Tonín de Castellón, en donde ya empezó a recibir reconocimientos y elogios por su gran juego. Pronto pasó al CD Castellón, en donde fue pasando por todos los escalafones de la cantera albinegra. A los 17 años debutó como lateral derecho en el primer equipo, entonces en Segunda División.

En 1992 llegó al Valencia CF de la mano del holandés Guus Hiddink, donde fue alternando el primer equipo y el filial durante dos campañas. A partir de ahí fue en constante crecimiento, poco a poco se fue consolidando como mediocentro y se convirtió en toda una leyenda en Mestalla. Con Claudio Ranieri sentado en el banquillo, ganó la Copa del Rey al Atlético de Madrid con un extraordinario gol tras un sombrero que rompió la cadera a la defensa colchonera. La temporada 1999-00 comenzaba ganado la Supercopa de España al Barcelona, y una vez convertido en santo y seña del conjunto 'che', con Héctor Cuper en el banquillo, el Valencia llegaba a su primera final europea con él como capitán. Eliminaron al Barcelona en las semifinales y se enfrentarían al Real Madrid en la final de París. Los blancos les ganaron con claridad (3-0) y Mendieta lamentaría su primera oportunidad perdida de hacerse con el preciado trofeo. "En la primera éramos los novatos y conseguimos llegar a la final. Ahí, el Madrid fue superior y nos ganó." diría años después. Los valencianistas acabaron en puestos de Champions League esa temporada y volverían a llegar a la final el año siguiente, eliminando a Arsenal y Leeds United por el camino. En la final contra el Bayern München cayeron cruelmente en la tanda de penaltis. Mendieta anotó sus dos penaltis en esa final. El primero que adelantaba al Valencia en el minuto 3 de partido y el primero de la tanda, que asumió con galones y anotó ante Kahn. "En la segunda, llegamos a un gran nivel y sabiendo como se juega una final, creo que mucha gente pensó que esa era nuestra temporada... Esa final le pesó a los jugadores, a la afición, al club...". Como consuelo, se llevó el premio a mejor centrocampista de ambas ediciones. 

En el verano de 2001 fue traspasado a la SS Lazio en un fichaje histórico por 48 millones de euros, después de que el club 'che' rechazara una oferta del Real Madrid. En el conjunto romano coincidió con jugadores de la talla de Juan Sebastián Verón y Pavel Nedvěd que lo relegaron al banquillo. No contó mucho para el técnico Alberto Zaccheroni, por lo que apenas jugó 27 partidos. Un año después volvía a España a jugar, como cedido, en el FC Barcelona, a las órdenes de Louis van Gaal. Mendieta rindió a buen nivel en el conjunto 'azulgrana', jugó un total de 47 partidos y marcó 6 goles, pero la crisis por la que atravesaba el equipo catalán y su alta ficha económica provocaron que Mendieta regresase a la disciplina 'biancazzurri' al finalizar la temporada.

En 2003 emigró al fútbol inglés, al Middlesbrough FC, un club modesto con aspiraciones en el que permaneció hasta 2008. En su primera temporada disputó 31 partidos y ganó la Curling Cup (Copa de la Liga) de 2004, lo que le permitió al 'Boro' disputar la Copa de la UEFA al año siguiente, llegando a la final que perdería contra el Sevilla. Después de dos lesiones graves quedo relegado al banquillo y, tras tres temporadas en las que tan sólo jugó 45 partidos, sonó para ser traspasado a la Real Sociedad, Athletic Club, Málaga y Los Ángeles Galaxy, pero su carrera como jugador de fútbol llegó a su fin al terminar la temporada 2007-08.

Mendieta fue internacional por España sub-18, sub-20, sub-21 y sub-23. En 1996 participó en el Europeo sub-21, donde España cayó en los penaltis ante Italia, y en los JJ.OO. de Atlanta, donde cayeron ante Argentina en cuartos de final. José Antonio Camacho lo hace debutar con la selección absoluta el 27 de marzo de 1999 ante Austria en el Estadio de Mestalla. Jugó 40 partidos en los que consiguió 8 goles y disputó la Eurocopa de Bélgica y Holanda del año 2000, y el Mundial de Japón y Corea del Sur de 2002. Su último partido como internacional fue el 20 de noviembre de 2002 frente a Bulgaria en el Nuevo Estadio de Los Cármenes de Granada.

Residió un tiempo en Yarm, un pueblecito cercano a la ciudad de Middlesbrough, en el condado de Teesside. En la actualidad juega de vez en cuando con los veteranos del Valencia en la liga indoor, y además tiene un grupo, Gasteiz Gang, con los que ha actuado como DJ en la pasada edición del Festival de Benicàssim. Y es que Mendieta siempre ha destacado por su pasión musical. Además, el grupo Los Planetas lo cita en una de sus canciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada