15 octubre 2010

Qué fue de... Pantić

Famoso por sus saques de esquina y jugadas de estrategia a balón parado, cada partido en el Calderón, un ramo de flores es depositado junto al banderín de córner como homenaje al mejor sacador que se recuerda en el estadio del Manzanares. Milinko Pantić, un hombre que alcanzó la categoría de estrella en su madurez como futbolista.

Milinko Pantić nació el 5 de septiembre de 1966 en Loznica (antigua Yugoslavia y actual Serbia). Empezó a jugar al fútbol profesionalmente en la 1985 en las filas del FK Partizan de Belgrado, equipo en el que jugaría hasta 1991 ganando las ligas de 1986 y 1987, y la Copa yugoslava de 1989. En esta etapa no encontró su sitio en el once titular y fue suplente habitual del equipo 'crno-beli', por lo que le resultó un alivio cambiar de aires al salir cedido al NK Olimpija Ljubljana y posteriormente salir con destino a la liga griega.

En el país heleno, en las filas del Panionios GSS las cosas cambiaron. Si bien al principio le costó adaptarse, la continuidad en el conjunto 'Kyanerythroi' le hizo ser elegido, en su segunda temporada, como mejor jugador de la Superliga griega. En el equipo de Nea Smirni estaría cuatro temporadas, hasta 1995, cuando ya con 29 años fichó, gracias al entrenador Radomir Antić, por el Club Atlético de Madrid, primer, y último, equipo grande en el que jugaría, y en el que se convertiría en un ídolo.

Debutó en la liga española el 3 de septiembre de 1995, en la primera jornada de liga frente a la Real Sociedad, marcando un gol de lanzamiento de falta directa, su gran especialidad. Jugó tres temporadas en el Atlético de Madrid. En la primera disputó 41 partidos y metió 10
goles; en la segunda jugó 37 partidos, anotando 5 goles. Sobre todo se debe destacar su fundamental contribución en el doblete (Liga y Copa del Rey) logrados el primer año, y destacando el gol que marcó de cabeza (su primer gol en esta modalidad en toda su carrera) en la prórroga de la Final de la Copa del Rey. En su segundo año con el Atlético, jugando la Champions League, fue el máximo goleador en aquella edición con 5 tantos. Especialmente memorable fue su gol de falta directa en Dortmund, contra el Borussia, que al final se alzaría con el trofeo. Después llegaría la que sería su última temporada en las filas del Atleti, la 1997-98. En su tercera temporada no logró volver a tener el papel protagonista que tuviera en las dos anteriores, hecho motivado, principalmente, por la llegada de Juninho, fichaje estrella de aquella temporada. El brasileño era el mismo estilo de jugador que Pantić, y le quitó el sitio como titular.

Al terminar esta temporada dejó el equipo rojiblanco, con más de 130 partidos oficiales a sus espaldas. El jugador balcánico hizo las maletas y se fue a Francia, recalando en las filas del Le Havre Athletic Club. En el conjunto de la Alta Normandía estuvo tan solo una temporada, tras la cual regresó a Grecia para jugar en su ex-equipo, el Panionios, donde se retiraría en 2001, ya con 35 años.

En 1996 Pantić consiguió cumplir un sueño, siendo convocado por primera vez para ser internacional con la selección de la República Federal de Yugoslavia (denominación que recibió la antigua Yugoslavia en 1991 tras la separación de Eslovenia, Croacia, Macedonia y Bosnia-Herzegovina). Debido a su edad (30 años) no contó mucho para el seleccionador yugoslavo Slobodan Santrač, y solo pudo vestir la camiseta de Yugoslavia en dos ocasiones.

En la actualidad es el Director Técnico de la Escuela de Fútbol de la Fundación del Atlético de Madrid, trabajando en la formación de jóvenes jugadores, y también forma parte del equipo de veteranos del Atlético de Madrid que juega en la Liga de Fútbol Indoor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada