27 octubre 2010

La camiseta mexicana de 'La Piedra del Sol'

Los colores de la bandera mexicana (verde, blanco y rojo) son lo que visten a la selección de fútbol del país norteamericano: camiseta verde, pantalón blanco y medias rojas. Durante la historia de esta selección, apenas ha habido cambios (excepto un par de ocasiones en las que vistió toda de verde).

Llegaba el Mundial de Francia'98 y el conjunto mexicano, que contaba con un buen equipo entre los que destacaban jugadores como Jorge Campos, Luis García, Pavel Pardo, Luis Hernández o Cuauhtemoc Blanco, optaba a dejar una buena imagen. En aquella época, la marca mexicana ABA Sport, patrocinaba a la selección. La idea de la marca de Monterrey para confeccionar el uniforme era dar una imagen representativa del país frente a todo el mundo. Y además de los mariachis, el tequila, los chiles y los sombreros, no hay nada tan mexicano como la cultura azteca.

Hagamos un paréntesis para hablar un poco de historia. El 17 de diciembre de 1791, fue hallado en el Zócalo de México DF (el Zócalo es la plaza principal de la capital de México y una de las plazas más grandes del mundo, de hecho, ya era la plaza principal de la ciudad en la época azteca) uno de los principales descubrimientos arqueológicos de la época precolombina mexicana: La Piedra del Sol. Con un diámetro de 3,5 metros y un peso de 50 toneladas, se trata de un disco de basalto, datado aproximadamente en 1479, que representa el cosmos según lo entendían los aztecas o mexicas (los anglosajones lo llaman Calendario Azteca, aunque en realidad no lo es). Es uno de los principales símbolos de la cultura azteca y de hecho, está en el reverso de algunas monedas del país norteamericano.

Pues bien, los responsables de ABA Sport decidieron incluir en la camiseta la parte central de la Piedra del Sol, que en concreto representa el rostro de Tonatiuh, el dios azteca del sol. La forma de incluirla fue bien sencilla. No era una marca al agua, como en tantas otras camisetas de fútbol, sino que directamente estaba impresa en una tonalidad oscura sobre fondo verde. Los mexicanos estaban encantados con el diseño de la camiseta y todavía hoy se recuerda como uno de los mejores uniformes que haya llevado nunca su selección. En mi opinión es un acierto, porque unir la mitología de un país con una selección nacional no hace sino mejorar el sentimiento de identidad nacional de los hinchas.

Pero los responsables de ABA Sport quisieron rizar el rizo. Crearon una tercera equipación (la segunda siempre era camiseta blanca y pantalón verde). La camiseta de este tercer uniforme era muy parecida a la que protagoniza este post, pero con un cambio: El verde era algo más oscuro y el dibujo de la Piedra del Sol estaba realizado en trazos rojos. Es curioso comprobar como una camiseta casi idéntica a una exitosa se convirtió en un fracaso sólo por el uso del color. Y es cierto, porque la combinación de colores no era en absoluto afortunada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada